viernes, 2 de diciembre de 2011

POBRE DE DON.

De verdad no tengo perdón de los fans de Donatello. Como si no hubiese sido suficiente el accidente que Don tuvo en Praga, cuando se rompió la pierna por primera vez, en mi reciente viaje a Londres… ¡perdí la pierna de Donatello!

La busqué y nada, no di con ella. Pero no hay que temer, mi amigo Esteban hizo hace años para mí una pieza que podré usar y así ver a Don con sus dos piernas… que de seguro usará para patearme :(